Fibras Capilares : disimula la calvicie de manera sencilla y económica

¿Te preocupa la calvicie o pérdida excesiva de cabello en algunas zonas? Ahora tienes la solución perfecta para que se acabe esta preocupación y sentirte mucho mejor con el aspecto de tu pelo: las fibras capilares. Puede que hayas probado muchos métodos para acabar con ello sin mucho éxito pero en las fibras encontrarás justo lo que buscabas. Las fibras capilares son unas fibras de queratina de pequeño tamaño, microfibras, empleadas para cubrir el cuero cabelludo en zonas con ausencia de cabello suficiente. De una forma natural, las fibras capilares son capaces de disimular estas situaciones y hacer que nos sintamos mucho mejor con el aspecto que muestra nuestro pelo. Fibras capilares Baratas Si quieres saber mucho más acerca de esta novedad para el cabello, continua leyendo y aprenderás todo lo que necesitas saber sobre ellas.

En qué se basan las fibras capilares

La clave para entender el funcionamiento de las fibras capilares es la electricidad electrostática. Gracias al uso de esta electricidad, se produce una fijación de las microfibras. No ocurre como muchos piensan que quedan únicamente posadas sobre el pelo restante, sino que se crea una verdadera unión. Las microfibras de queratina se adhieren tanto a al cuero cabelludo libre de pelo como al vello que permanece. Esta doble unión hace que la queratina quede fija y no tengas que preocuparte porque vaya perdiéndose a lo largo del día. Hasta que no laves tu cabeza con el champú, como de costumbre, no se perderá el efecto de las fibras capilares. Este tipo de electricidad se basa en la carga distinta en cada superficie. Como todos sabemos, para que dos cuerpos se atraigan deben tener polos opuestos. Por eso, los creadores de cada fibra deben hacer que tengan una carga contraria para que queden fijados sin más necesidad que esta reacción. Gracias a esta electricidad estática, su efecto visual es bastante bueno y se consiguen resultados óptimos que hacen que muchos hombres lo usen después de haberlo probado por primera vez. Ya sea para utilizarlo a diario o para ocasiones especiales, ya sabes cómo es el funcionamiento que siguen las fibras capilares y como pueden ayudarte a tener un mejor aspecto en tu cabello. Se consigue una verdadera mejora tanto en la densidad como en el volumen del pelo gracias a su efecto.

Aplicación de las fibras capilares

Vamos a explicar de qué forma han de aplicarse las fibras capilares para sacar el máximo provecho de las mismas, tanto en el resultado como en el rendimiento del bote. No es aconsejable desechar las fibras y podemos hacer que nos duren mucho más. Lo primero que has de tener en cuenta es que tu cabeza esté aseada. Si tu pelo está sucio, con posibles restos y residuos posados sobre él, se impedirá la adhesión de las fibras y pueden perderse con más facilidad. La limpieza del pelo no tiene que ser extraordinario, no debes variar nada de tu aseo habitual, ni tampoco utilizar un champú especial para ello. Después, con la cabeza bien seca, coloca el aplicador de las microfibras con una aplicación de unos 45 grados. La orientación debe ser continua para que la densidad mostrada en cada parte en la que se aplica sea similar. Esta es la orientación indicada para que el beneficio de la aplicación sea la máxima y el resultado el mejor posible. Según el tiempo que emplees en cada zona la densidad conseguida será menor o mayor. Debes llegar a un término medio para no abusar de su efecto y que los demás lo noten. Si el defecto es pequeño, no emplees demasiado tiempo sobre la misma zona porque quedará saturado y las fibras que caigan sobre ella no se quedarán fijas. Una vez que haya quedado tal y como quieres, es recomendable usar un spray fijador. Normalmente hay un spray indicado para cada marca de microfibras por lo que cuando compres uno puedes aprovechar para adquirir el fijador que luego te ayudará a mejorar tanto. Sin duda, lo notarás y no será una inversión económica mucho mayor. No debe preocuparte si estés en terapia con algún tratamiento anticaída, las fibras capilares no tienen por qué tener ningún efecto negativo en ese tratamiento, independientemente de cuál sea. Esto es posible gracias a que las fibras no tapan los poros por los que deben salir los folículos pilosos reales. Ya sabes prácticamente todo lo que debes conocer acerca de su aplicación, tienes todo lo que necesitas para que en menos de un minuto tu peinado luzca como nunca antes lo había hecho, sin que nadie lo note.

Preguntas frecuentes sobre las fibras capilares

Si te quedan dudas acerca de su uso o te han surgido preguntas sobre las fibras capilares, las siguientes preguntas frecuentes entre los usuarios pueden servirte de ayuda para que no te quede ninguna duda.

¿Pueden dañar las fibras capilares el cuero cabelludo?

No, el gran beneficio de las fibras capilares es que a la vez que consiguen un buen resultado, no provocan ningún tipo de daño en el cuero cabelludo. Puedes estar realmente tranquilo por el cuero cabelludo que queda bajo la aplicación de las fibras. La queratina es un componente que cuida al máximo nuestro organismo, de hecho aparece como componente de uñas, pelo, piel… esta composición no tiene porque causar un daño si se utiliza con otra finalidad. También, el tipo de unión con electricidad estática es totalmente inocuo. Otros tipos de maquillaje capilar pueden utilizar métodos adhesivos mucho más agresivos para el cuero cabelludo, pero en este caso, la adhesión será la mejor y la que más respeta la salud de la piel. Los poros de tu pelo natural que se mantienen en la cabeza o los que se están viendo recuperados por tratamientos capilares tampoco se verán dañados en ningún momento por su uso. En definitiva, se trata un maquillaje para el pelo 100 % sano e indicado para cualquiera que lo quiera utilizar.

¿De qué se forman las fibras capilares?

La composición de las fibras capilares es queratina. Sin embargo, en función de cada marca que crea las fibras capilares, el porcentaje de pureza de la queratina puede variar. Igualmente, hay distintas formas de obtener la queratina. Las fibras más económicas y, a la vez, las de menor calidad, son las que provienen de queratina formada a partir de rayón. Son fibras sintetizadas, no naturales, sino que se forman desde su celulosa. Otra opción son las fibras formadas desde la queratina de la lana de oveja por su similitud en la estructura respecto al pelo humano. Esa similitud provoca que las cargas electrostáticas del pelo y de las fibras sean idénticas lo que provoca que se repelan, justo lo contrario a lo que buscamos. Por último nos encontramos con la queratina obtenida desde vegetales, siendo el más común el vegetal. La estructura de esta queratina también es realmente parecida a la humana y lo mejor del origen vegetal es que, de forma contraria a la de lana de oveja, si que tiene una carga opuesta a la del cabello humano.

¿Cuántos meses dura cada bote de fibras capilares?

Aunque hacer una estimación puede ser muy complicado ya que hay muchos tipos de botes y cantidades y que el uso es muy variable, podríamos decir que un bote de fibras capilares con un tamaño y uso común durará entre 1 y 3 meses. Normalmente en cada bote que compres, aunque dependerá de la empresa que l haya puesto a la venta, se indicará el número de aplicaciones que de forma media se pueden utilizar las fibras capilares antes de agotarse. También has de tener en cuenta que en función de la porción de cuero cabelludo que quieras tapar, el gasto de fibras puede ser mayor o menor. No será lo mismo tapar un pequeño defecto causado por una cicatriz, por ejemplo, que tener que tapar unas entradas de cierto tamaño. Esto influirá en gran medida en el tiempo que durará el bote por lo que debes ser flexible con el número de aplicaciones indicadas o con el tiempo que te pueda durar.

¿Cómo elegir el tono perfecto?

Una de las tareas más complicadas respecto a las fibras capilares es la elección del color que coincide exactamente con el pelo. Los colores de nuestros cabellos no son uniformes y existen muchas tonalidades diferentes. Por suerte, prácticamente el mismo número existe de tonos de microfibras y siempre podremos encontrar el que queremos. Con el avance de esta técnica se avanzado también en la naturalidad de los colores y su diversidad. Es recomendable comprar un tono algo más oscuro del que se tenga en el cabello para disimular mejor aún su presencia. Si fallas en la toma de color, no te preocupes, puedes seguir utilizando el bote comprado aunque lo mezcles con otra tonalidad. De hecho, este ‘fallo’ puede aportar un resultado aún más natural porque no todas las fibras tendrán el mismo color, tal y como ocurre en el pelo original.

¿Los demás notarán que estoy usando fibras capilares?

Sí, pero de una forma positiva. Es decir, claro que se notará porque mejorará el aspecto de tu pelo. Si sabes cómo utilizarlo, siguiendo que hemos explicado en apartados anteriores, el resultado será más que natural. Sin embargo, si te pregunta se refiere a que su aplicación pueda resultar artificial, para nada. El resultado es realmente natural y puedes sentirte a gusto tras su aplicación con la imagen que da. Aunque por lo general todas las fibras capilares aportan muy buenos resultados, debes comprender que no todas las marcas aportan la misma calidad. Cuando compares entre unas y otras sabrás de lo que te hablamos. En cualquier caso, si no quieres derrochar el dinero, apuesta desde el primer momento por fibras capilares de calidad y no tendrás que preocuparte por si los demás lo notan.

¿Pueden presentar contraindicaciones las microfibras?

No existen situaciones que presenten contraindicaciones para su uso. Ningún problema de salud puede negar la aplicación de las fibras capilares. Solo se debe prestar atención a si en el cuero cabelludo hay algún problema dérmico que pueda empeorar con cualquier tipo de producto. Se trata de casos excepcionales, las fibras capilares en muy pocas ocasiones pueden causar picor, alergia o rojeces en el cuero cabelludo. Puedes estar tranquilo tanto por su aplicación como por dejarlo durante mucho tiempo en el pelo.

¿Qué hacer en caso de ingesta accidental o contacto inadecuado con las microfibras?

Tal y como ocurre en estos casos accidentales con cualquier tipo de cosméticos, deberás aplicar abundante agua para retirar las fibras que hayan contactado con tus ojos o las mucosas. No suele provocar problemas mayores. Su ingesta está totalmente contraindicada y no debe haber motivo para que ocurra. En el caso del contacto accidental, para evitarlo, trata de cubrir tus ojos en la aplicación ya que es la zona más sensible al contacto y la que con más frecuencia se puede dar. En caso de que el malestar vaya en aumento y no desaparezca, recomendamos acudir de urgencia al médico. A ser posible, con el bote de las microfibras en el que se detallen sus componentes ya que será información útil para el personal médico en su labor para eliminar las fibras.

¿Cómo se eliminan las fibras capilares? ¿Se pueden caer? ¿Pueden mancharme?

El proceso para eliminar las fibras capilares del pelo es el lavado habitual con un champú. El efecto del agua y el champú en el lavado será capaz de retirar las fibras. Por ello, tienes que tener la preocupación de evitar el contacto directo del agua o los ambientes húmedos porque pueden crear la eliminación indeseada de fibras y que se pierda el aspecto buscado. En tu día a día no tienes porque perder fibras capilares, no debes preocuparte porque se te manchen los hombros o porque se caigan hacia el cuello o las orejas. Las fibras quedan fijadas con la electricidad y, a menos que se moje, no se caerán. Puedes comprobarlo durmiendo con ellas aplicadas, cuando te levantes tus sábanas estarán intactas.  

Nos podéis realizar vuestras consultas y opiniones

 Si tienes cualquier consulta  déjanos tu comentario para poder ayudarte.

Un comentario de “Fibras Capilares : disimula la calvicie de manera sencilla y económica

  1. Pingback: Disimula la calvicie con las fibras capilares - Valencia Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *