¿Pelo seco?

¿Tu cabello se muestra siempre seco y deshidratado? ¿Ya no sabes que hacer para mejorarlo? Te damos las claves que estás buscando para que tu pelo deje de estar seco.  

¿Qué significa tener el cabello seco? 

Tener un cabello seco implica que se resquebraja continuamente, perdiendo una gran cantidad de pelos a cada momento. Igualmente, complica el hacerse peinados y que éstos tengan un buen aspecto ya que el hecho de que esté seco, lo hace mucho menos agradable a la vista.  

Aunque no se observe, el cuero cabelludo se encuentra protegido por una capa lipídica, que recubre el córtex, una capa más profunda que se encuentra sobre los folículos. Al perderse esta capa, todo el cabello se muestra más seco de lo habitual.  

El pelo no se muestra natural y pierde toda su luminosidad. Se considera como cabello seco aquel que no tenga una adecuada hidratación, dificultad un buen aspecto de su textura y de su brillo. También se puede secar desde las puntas, éstas se mostrarán rotas y abiertas y darán información de que algo no va bien en el cuidado del cabello.  

¿Qué hacer con el cabello muy seco?  

 

Ahora que ya sabes cómo se muestra el pelo seco, lo interesante es conocer cómo acabar con él y recuperar un estado óptimo del cabello.  

Probablemente pienses que estás haciendo todo lo posible para que tu pelo no esté seco, creyendo que ya sigua las recomendaciones adecuadas. ¿Haces lo posible y lo imposible pero tu pelo sigue seco? Es posible que algún motivo se te esté escapando y es lo que provoca el descontrol de tu cabello.  

Te exponemos algunos de los motivos por los que el cabello se seca y te ayudamos a encontrar la razón por la que ocurre en tu caso:  

  • Tratamientos capilares como tintes o decoloraciones pueden afectar a su hidratación, en la mayoría de los casos provocan una alteración del cabello. Si, además, los productos utilizados no son los adecuados, las alteraciones serán más graves y costará más su recuperación.  

 

  • El estrés diario, la tensión acumulada puede afectar a todo el cuerpo, pero el pelo puede ser uno de los primeros en mostrar los signos del estrés. Apuesta por un estilo de vida más tranquilo y sosegado, no solo lo agradecerá el estado de tu cabello sino el cuerpo en general.  

 

  • El uso del secador y la plancha, por el calor que transmiten al pelo, se convierten en grandes aliados del pelo seco.  

 

  • La contaminación ambiental afecta directamente al pelo ya que se encuentra muy expuesto. En las ciudades con mayor contaminación, el estado del cabello puede verse deteriorado por este aspecto. Igualmente, en los ambientes más secos, en los que prima este tipo de clima, la falta de humedad en el ambiente conllevará a un estado del cabello más reseco.  

 

  • El pelo seco se hace más notable durante el verano, no solo el Sol y su continua radiación es el causante, sino la exposición a productos químicos como el cloro y otros componentes del cuidado de las piscinas. Si eres frecuente en las visitas a la playa, la sal del mar también provocará un pelo más seco y resquebrajado.  

 

  • Entre las alteraciones causadas por la menopausia, pocas veces se menciona el estado de deterioro del cabello. Este desorden hormonal, aunque tiene otras variaciones más visibles, puede afectar al pelo y hacer que se muestre más seco y dañado de lo normal.  

 

  • Enfermedades derivadas del tiroides y paratiroides como el hipotiroidismo o el hipoparatiroidismo son mecanismos que, entre el conjunto de sus síntomas, muestran un pelo más seco de lo normal.  

 

Aspectos que pensabas que no podrían afectar a tu cabello pero que se convierten en enemigos silenciosos de su estado, provocando, en la gran mayoría de los casos, que se seque y se deshidrate.  

¿Qué hacer para hidratar el cabello seco?  

 

Además de evitar la causa o las causas que estén provocando el hecho de que el cabello esté seco, te daremos algunas pautas para qué hacer para hidratar el cabello seco:  

  • No hay que lavar el pelo a diario, aunque parezca positivo, el lavado continuado afecta a la cutícula del cabello y se elimina la película natural, la película de lípidos, que protege al pelo. Así, hay que pensar a la inversa, lavar el pelo solo cuando sea necesario y evitando el lavado diario porque será muy perjudicial. Aunque uses productos de gran calidad y que combatan la sequedad del pelo, el hecho de que retiren la película continuamente, tendrás más contras que pros. 

 

  • A la hora de secar o alisar el pelo, acciones que hay que hacer, aunque sepamos que no son amigas del cabello hidratado, se pueden contrarrestar sus desventajas utilizando un protector de calor. Normalmente son productos aplicables mediante spray que, de forma muy sencilla y rápida, protegerán al cabello de las altas temperaturas alcanzadas por el secador y por la plancha.  

 

  • Usar mascarillas hidratantes, pero evitar su exceso. No hay que aplicarlas cada vez que se lave el pelo, se indican una vez por semana. En caso de usarse más a menudo, el efecto será un pelo grasiento y pasaremos de un extremo al otro. La mascarilla se debe emplear en las puntas y mitad más baja del cabello.  

 

  • Respecto a la temperatura del agua, hay que despreciar las temperaturas muy elevadas. El agua excesivamente caliente debilitará el cabello desde su raíz y hará que se muestre aún más seco. Si es posible, será útil utilizar agua templada o tibia para contrarrestar el pelo seco.  

 

  • Tras el lavado, trata tu cabello con delicadeza ya que al estar mojado es aún más débil. Se indica que se desenrede antes del secado, pero al peinarlo hay que tener un cuidado extremo. No hay que utilizar directamente un cepillo o peine fino si no que habrá comenzar por un peine de púas anchas y separadas, quitando los primeros enredos. Poco a poco, se irá pasando a un peine con púas más finas y cercanas hasta desenredar el pelo por completo y pasar a secarlo. 

 

  • Los peines o cepillos que se utilicen a diario deben ser adecuados, hay que evitar que supongan una agresión para el cabello. Deben ser suaves y delicados, que consigan desenredar sin excesiva fuerza ni daño. En cuanto al peinado, evita tipos que den demasiada tensión al cuero cabelludo porque se afectará sobre la raíz del pelo, debilitándola.  

 

  • En tus ratos libres puedes añadir una nueva tarea, masajear el cuero cabelludo durante unos minutos. Esta acción tan simple mejorará la circulación sanguínea en la cabeza, actuando indirectamente en el estado del pelo. Eso sí, las manos deben estar limpias para ello.  

 

  • Otra vía, aún más indirecta, es tener una dieta saludable y equilibrada, además de mantener una hidratación continua, con un consumo diario de al menos dos litros diarios de agua.  

¿Qué es bueno para hidratar el cabello?   

 

 

Además de los tips y consejos de los que hemos hablado, queremos mencionarte ciertos productos de calidad que consiguen mejorar el estado de tu pelo, actuando sobre todo en su hidratación.  

  • Champú Fanola Nutri care : aprovechando proteínas obtenidas de la leche, con este champú es posible reestructurar los cabellos más secos y dañados por la falta de hidratación. Los dos aspectos que más beneficiados se verán por su uso será la suavidad y el brillo conseguidos.  Se ha de utilizar como un champú convencional, sobre cabello mojado y aplicándolo con un masaje por todo el cuero cabelludo.  

 

  • Acondicionador Fanola sin aclarado : un tipo de acondicionador que puede usarse sin necesidad de ser aclarado. Incluye, entre sus componentes, proteínas de leche y lino en semillas para acabar con el pelo seco y encrespado. Se aplica sobre el pelo mojado, pero no es necesario su aclarado, sino que se debe peinar y secar sin retirarlo para que tenga un efecto más prolongado.  
 

Nos podéis realizar vuestras consultas y opiniones

 Si tienes cualquier consulta  déjanos tu comentario para poder ayudarte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *