Pelo Liso: conoce las diferentes opciones para lucirlo

  Mantener el cabello perfectamente liso se convierte en una auténtica lucha diaria para lucirlo como realmente se desea. Para facilitar esta labor, se han desarrollado diferentes técnicas que ayudan a que el pelo se muestre más liso, reduciendo los esfuerzos.

  En los últimos años han aparecido multitud de novedades para alisar el pelo, cada centro de estética y de peluquería ofrece distintas posibilidades para nutrir el cabello a la vez que lo alisan. Entre las diferentes opciones para lucir el pelo liso, nos encontramos con:

 

Pelo liso con plancha 

 

 

 

Una de las opciones más recurrentes, la plancha para el pelo. Con ella se consigue elevar la temperatura del cabello, se rompen las cadenas celulares que provocan el rizo y hace que se muestre totalmente liso. Es la primera opción al pensar en el pelo liso, pero no se trata de un tratamiento en sí como los que están apareciendo últimamente.

 

Un uso continuado de la plancha debe acompañarse de un tratamiento capilar óptimo y periódico ya que si no acabará debilitando y ‘quemando’ el pelo. Las puntas abiertas serán constantes y, aunque cortemos el cabello, el pelo estará mucho más seco de lo habitual.

 

Entre los consejos para alisarse el cabello con plancha sin que el mismo sufra en exceso, es importante hacerlo cuando el pelo esté totalmente solo y, solo, tras haber utilizado un protector térmico que proteja de las altas temperaturas que se alcanzan. Este protector puede ser en forma de spray, de crema, mascarilla…no importa, pero no se debe olvidar.

 

En cuanto a la calidad de la plancha, las más adecuadas son las planchas que utilizan vapor de agua, son mucho menos dañinas. Aun así, aunque se use un tipo u otro de plancha, habrá que evitar abusar de ella y utilizarla solo cuando sea estrictamente necesario, evitando pasadas de la plancha cuando el pelo ya esté liso.

 

Igualmente, hay que controlar la temperatura de la plancha. Cuanto más fino sea el cabello, más importante será tener en cuenta que las temperaturas no deben ser muy altas porque el daño será grave y el cabello acabará rompiéndose. 

Esta es la causa de que, tras muchos planchados, el pelo se muestre roto en ciertos puntos, pelos que quedarán luego ‘despegados’ del resto y contribuyendo al encrespamiento por su rotura. Para los pelos más finos, se indica que la temperatura no debe superar los 160 grados. Muchas planchas son capaces de alcanzar temperaturas de hasta 230 grados que dañarían enormemente este tipo de pelo, los de menor grosor.

 

Si su uso va a ser recurrente, será mejor invertir algo más de dinero, pero adquirir una plancha de calidad que permita regular parámetros como el de la temperatura. Aunque en un primer momento será más caro, a la larga será más económico no tener que recurrir tan periódicamente a tratamientos capilares que mejoren los estragos hecho por la plancha.

Tampoco se trata de obtener una plancha profesional, sino de saber elegir bien entre los distintos modelos para sacarle el máximo partido sin que nuestro cabello se vea dañado.

 

Alisado con Keratina 

 

 

 

El alisado con keratina es también conocido como el alisado Brasileño, una práctica cada vez más utilizada en centros de belleza y peluquería por su buen resultado, que mejora al alisado brasileño original.

 

La keratina es un tipo de proteína, con alto contenido en azufre, que consigue reparar las fibras más dañadas del cabello. Es una proteína que ya se encuentra en el cuerpo, en zonas como las uñas, la piel y el propio cabello, pero se busca aumentar la cantidad.

 

El tratamiento consiste en aplicar la crema de alto contenido en keratina sobre todo el cabello, desde la raíz hasta las puntas. Una vez que se haya producido la absorción por parte de la melena, se procede a hacer un alisado con equipamiento profesional para obtener un resultado más favorable. Es un procedimiento que suele durar entre 2 y 4 horas.

 

Se indica para cabellos con ondulaciones o lisos para mejorar su aspecto. Para los pelos más rizados, también aparecerá la nutrición y el mejor estado, pero no quedará totalmente liso. Eso sí, si lo que quieres es perder tanto rizo y que quede con un aspecto de ondulaciones suaves, el alisado con keratina puede ser una buena opción.

 

Al consultar en tu centro de referencia, comenta siempre que el tratamiento sea sin formol ya que sino los pros se verán superados por los contras. Este componente, habitual es ciertos alisados con keratina, perjudicará a la salud del cabello.

 

Según la calidad del producto utilizado, se dice que el alisado con keratina puede durar entre 3 y 6 meses con un resultado perfecto. Semana tras semana, a partir de cumplir esos meses, el pelo irá perdiendo las características obtenidas gracias al tratamiento con keratina. Pasado este tiempo, se puede repetir sin problema el mismo tratamiento capilar.

 

Bótox capilar

 

 

 

Normalmente vinculamos el bótox con tratamientos estéticos para la piel, pero sus beneficios no quedan ahí y ahora puede utilizarse también en el cabello. El bótox se refiere a la toxina botulínica siempre que la usamos en tratamientos cosméticos para las arrugas o el envejecimiento.

Este tipo de tratamiento ha tenido un gran auge y una fama muy positiva por sus resultados. Probablemente por esto, se ha tomado el nombre de Bótox capilar, aunque nada tiene que ver con la toxina botulínica.

 

El bótox capilar es en realidad un cosmético que aúna una gran cantidad componentes ricos en vitaminas, nutrientes y proteínas más que positivas para el cabello. Se evita a toda costa la presencia de componentes como el formaldehído o el formol, que antes aparición en otros cosméticos capilares.

 

No hay que confundir su función ya que realmente no es un tratamiento para alisar totalmente el pelo. Su principal labor es la de eliminar por completo el encrespamiento del pelo. Así, en los cabellos que se muestran más o menos lisos, a los que les falla el frizzing, se verán mucho más lisos al lograr eliminarlo. Entre sus objetivos, también se encuentra el rejuvenecimiento mediante la nutrición e hidratación intensa de toda la melena.

 

El bótox ayudará también a que el pelo se muestre más sano ya que se ve fortalecido con este tipo de tratamientos. Adquirirá brillo y suavidad, favoreciendo su aspecto inconfundible. No te arrepentirás de hacerte este tipo de tratamientos capilares.

 

El bótox capilar se realiza aplicando sobre el cabello, a manos expertas, un producto con alto contenido en colágeno, aceites y distintas vitaminas. Para las melenas con menos volumen, también se aporta el beneficio de mostrarse más voluminosas.

 

Aunque la forma de aplicarlo puede variar ligeramente según el producto, normalmente se siguen los mismos pasos. Se aplica en diferentes sesiones, normalmente en 4 con dos semanas de espacio entre cada una.

 

El tratamiento capilar con botox dura unos meses, dependiendo del tipo de pelo que se tenga. No existe problema en volver a aplicar este producto y que la melena su muestre de nuevo perfecta. Se estima que su efecto puede permanecer entre 2 y 3 meses. Hay que saber que cuanto más dañado esté el pelo, menos tiempo durará, pero que en las siguientes aplicaciones se irá aumentando el tiempo de efecto.

 

Pelo liso con cepillo eléctrico

 

 

 

Habrás visto en múltiples anuncios en la web el lanzamiento de este nuevo producto para alisar el cabello. Se trata de un cepillo que, conectado a la red eléctrica, eleva su temperatura y se convierte en una plancha que a su vez consigue desenredar el cabello.

 

El cepillo, al tener espacios entre sus púas o cerdas, no deja el pelo tan apelmazado como ocurre con la plancha. La melena será más voluminosa y con más libertad de movimiento.

 

Los cepillos eléctricos han existido desde hace muchas décadas, pero en los últimos años se han visto realmente mejoradas. Este tipo de cepillos incluyen ahora la mejor tecnología para no dañar el cabello y dejarlo liso en apenas unos minutos. Por ejemplo, ahora incluyen iones negativos que contribuyen a disminuir el encrespamiento del pelo, ayudando a que tenga una imagen más positiva.

 

Será una gran opción para melenas de corte medio y que no tengan mucha cantidad de pelo. En caso contrario, será mejor optar por un tratamiento alisador y luego usar el cepillo con complemento. Si bien, en la primera posibilidad comentada, con tan solo unas pasadas del cepillo eléctrico conseguiremos eliminar todo el encrespamiento del cabello y conseguir un pelo liso durante todo el día.

 

Alisarse el pelo con un cepillo eléctrico será mucho más fácil para hacer por sí mismo que la plancha. Para obtener un pelo totalmente liso en la parte trasera, conseguirlo con la plancha suele ser más sencillo si se recurre a otra persona. Sin embargo, con el cepillo eléctrico no habrá que recurrir a nadie más. Las pasadas tendrán que ser algo más constantes que con un cepillo normal y repetir en ciertos mechones, pero no será más complicado que cepillarse el pelo.

 

Otra ventaja del cepillo es que la temperatura máxima no suele ser tan elevada como la conseguida con la plancha. Así, el daño capilar por una temperatura muy alta no será tan grave como con el otro dispositivo. También habrá que tener cuidado de no acercarlo en exceso a la zona de la raíz para no dañar la zona de crecimiento del cuero cabelludo, pero no habrá más problema que ese.

 

Asimismo, reducirá los tiempos de su cuidado tras haberlo lavado. Mientras que antes teníamos que secarlo, cepillarlo y alisarlo, con el cepillo eléctrico los dos últimos pasos se convierten en uno único.

 

Suelen tener un precio bastante accesible por lo que son muchas las personas que los compran por probar, pero después acaban convirtiéndolo en un elemento más que utilizado, que resulta bastante económico.

 

Productos para mejorar el pelo liso

 

En la tienda de No Yellow puedes beneficiarte de tratamientos para alisar el cabello y mostrarlo tan liso como te gustaría. A continuación, te mostramos la línea de Kaypro y Pro Sleek para completar un alisado brasileño:

 

 

Tratamiento capilar de tipo profesional que puede ser adquirido para ser usado en casa, a un precio bastante económico. Este kit consta de 3 botes diferentes, siendo uno el champú, otro el acondicionador y otro el producto alisador, una mascarilla.

 

Para aplicarlo, habrá que lavar el cabello utilizando el champú del bote número 1, habiendo que retirar todos los residuos que queden en el pelo con abundante agua. El siguiente paso supondrá mayor tiempo, hay que dejar actuar el acondicionado durante unos 20 minutos, habiendo que aplicarlo en la zona media hasta las puntas.

 

Pasado este tiempo, habrá que secar el pelo, utilizando el secador sin una temperatura demasiado elevada. El cabello debe quedar totalmente seco para proceder a utilizar una plancha. Actuando mechón por mechón, habrá que alisar el pelo al completo, utilizando para ello el tiempo que se necesite.

 

Tras esperar unos 15 minutos a que el pelo se enfríe se puede proceder a aclarar el cabello ya que aún quedarán sobre él los restos del acondicionador. Tras ello, será el momento del bote 3, el momento de aplicar la mascarilla y dejarla sobre el pelo durante 5 minutos.

 

Por último, retirar este último producto y utilizar el secador y la plancha para obtener el resultado final.

 

 

Champú indicado preferentemente para limpiar el cabello tras un tratamiento de alisado, como el anterior. Se trata de un champú libre sulfatos, sal y parabenos, capaz de eliminar la suciedad del cabello sin afectar al alisado conseguido, incluso su efecto será más largo en el tiempo.

 

Su modo de empleo es idéntico al de cualquier otro champú, sin ser necesario reforzarlo con otro. Solo habrá que mojar el pelo y aplicarlo con un suave masaje para que cubra todo el cuero cabelludo.

 

 

Mascarilla de Pro Sleek para completar el tratamiento capilar tras el alisado y nutrir el cabello al completo. Igualmente, sigue la línea del champú, al estar libre de parabenos, sulfatos y sal, contando también con la adición de queratina y cacao vegetal para generar sus beneficios. Estos dos componentes consiguen frenar el encrespamiento, evitar la electricidad estática y la humedad.

 

Su uso ayuda a nutrir el pelo tras superar tratamientos químicos, como el alisado, y mecánico, como la plancha, el secador…

 

Esta es una de las mejores gamas para seguir un tratamiento alisador del pelo que se encuentra en el mercado. Tras probar su uso, seguro que se repetirá su aplicación porque a la vez que se conseguir un pelo más liso, aporta muchas más ventajas.

 

Nos podéis realizar vuestras consultas y opiniones

 Si tienes cualquier consulta  déjanos tu comentario para poder ayudarte.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *